Sociedad Española de Fibrosis Quística

Comunicado de la Sociedad Española de Fibrosis Quística (SEFQ) sobre la infección respiratoria por el nuevo coronavirus (COVID-19), con información sobre el tema y recomendaciones para las personas con Fibrosis Quística y sus familias
 

En relación con las noticias relativas a la infección por el nuevo coronavirus (COVID-19) y los casos confirmados en Europa, la SEFQ manifiesta:

  • En el momento actual existen pocos pacientes con transmisión de la enfermedad en España que justifiquen alguna medida excepcional de prevención, más allá de las recomendaciones generales de lavados de manos y evitar el contacto con personas que manifiesten síntomas respiratorios. No se recomienda el uso sistemático de mascarillas. No se descarta que esta situación pueda cambiar en un futuro próximo.
  • Los datos clínicos conocidos hasta la fecha sobre la infección respiratoria por el nuevo coronavirus (COVID-19) indican que el comportamiento de la infección puede ser similar al de la gripe estacional. No obstante, al ser una infección emergente los datos clínicos y epidemiológicos se actualizan constantemente.
  • Se transmite por las gotitas respiratorias, contacto directo o a través de objetos contaminados. No se conoce si también por vía aérea. Es, por tanto, contagioso y en general condiciona una enfermedad leve y los casos mortales se concentran en personas de edad avanzada o con enfermedad debilitante.
  • Hasta la fecha, las autoridades sanitarias han informado puntualmente del avance de la epidemia y disponen de los protocolos adecuados para el tratamiento de los posibles casos que ocurran en nuestro territorio, así como de las medidas necesarias para contención de la epidemia, en caso de que estas sean necesarias. No existe ningún motivo para desconfiar de la información que se facilita a la población.
  • Los pacientes con Fibrosis Quística, sobre todo aquellos con una afectación respiratoria importante, son personas con un riesgo mayor de padecer complicaciones por cualquier infección respiratoria, no sólo por el nuevo coronavirus (COVID-19); por lo que deben extremar las precauciones de la misma forma que hacen con otras infecciones respiratorias como la gripe estacional.

Por todo lo anterior, la SEFQ recomienda a los pacientes y sus familias que:

  • Eviten la alarma social y mantengan sus actividades diarias.
  • Sigan las recomendaciones generales de prevención de infecciones respiratorias, como el lavado frecuente de manos (con agua y jabón 20-40 segundos, o soluciones alcohólicas) evitar el contacto con personas que manifiesten síntomas respiratorios y mantener normas adecuadas al toser y estornudar en público.
  • Eviten viajar a zonas consideradas de riesgo y, en caso de tener que hacerlo por obligación, sigan en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias locales. Las zonas consideradas de riesgo se actualizan puntualmente en la página web del Ministerio de Sanidad.
  • En zonas comunitarias, en los pacientes con síntomas respiratorios, parece prudente que usen mascarillas.
  • En ámbitos sanitarios, los pacientes de riesgo por presentar enfermedad debilitante como la Fibrosis Quística deberán mantener de forma estricta las precauciones estándar: lavado de manos, uso de mascarilla, no compartir objetos, evitar salas de espera o mantener 2 metros de distancia con otros pacientes.
  • A este nivel, en las consultas sanitarias, deberá realizarse una limpieza rutinaria de superficies y objetos utilizados en las consultas, ordenador, fonendo, otoscopio, sillas, mesa… y asegurar una adecuada ventilación. Entre un paciente infectado y otro debe limpiarse y ventilarse el box al menos 20 minutos.
  • Se aconseja que se informen por medios oficiales de las novedades relativas a la infección respiratoria por el nuevo coronavirus (COVID-19), a través del portal del Ministerio de Sanidad (https://www.mscbs.gob.es/) o de las consejerías de salud de sus Comunidades Autónomas de residencia.

La información de este comunicado está actualizada a fecha 26 de febrero de 2020.